7 regalos para el día de la madre

Por el Día de la Madre colaboramos con “Hecho para Peques”, aquí os hacemos llegar sus 7 propuestas, ¿encontráis la nuestra?

hechoparapeques

Hola a todos!

Hoy os quiero dar 7 ideas para el día de la madre. Éstas son una recopilación de las propuestas que me habéis mandado vosotros, los seguidores de este blog, debido a este post donde os pedí vuestra colaboración.

Ideas para el día de la madre

1.Desayuno:

¿Qué mejor manera de sorprender a nuestra madre que regalándole un desayuno?

En Dulce Borboleta, se han propuesto que endulcemos el día de nuestra madre y por eso nos proponen un desayuno hecho por ellos con mucho mimo y que contiene de todo: pan, mantequilla, mermelada, un muffin, una taza, cubiertos, café, zumo…

Pero esto es sólo una de las propuestas que nos hacen: tienen mucha variedad y yo les conozco personalmente y estoy segura de que se desvivirán por hacer cualquier cosa que necesitéis para este gran día :). Podéis ver todos los postres que hacen aquí.

Desayuno

2. Corazón de…

Ver la entrada original 673 palabras más

Cómo hacer una funda para tu móvil

¿Os acordáis del bolsito que tejí para mi madre? Pues con los hilos que sobraron se me ocurrió hacer una funda para el móvil y este fue el resultado.

¿No está mal, no?

Hacerla es muuuuuuy fácil. Seguí las instrucciones del tutorial de Bluü y para añadir un toque más personalizado hice lo siguiente:

– Cambié de color y tejí siete vueltas más de puntos rasos para conseguir el dobladillo de la entrada de la funda.

Añadí un hilo en la vuelta de cambio de color (justo donde se dobla la funda) y anudé un par de pompones en las puntas del hilo. Así se logra un cordón corredizo que le da un toque diferente a la funda. Hacer los pompones es sencillo, aunque al ser tan pequeños es un trabajo de chinos. Son los primeros pompones de este estilo que hago y para aprender a hacerlos seguí estas sencillas instrucciones.

¿A que parece fácil de hacer? Pues anímate porque cuando te pongas manos a la obra verás que en realidad es tan fácil como parece. Aunque si eres de las que te da pereza el ganchillo o se te enredan los hilos, siempre puedes pedir tu funda en nuestra tienda 😉

Camisetas Pizarra

Llevaba unas semanas pensando en algún regalo original para niños y niñas de entre 5 a 10 años. Como siempre, youtube es el graaaan mundo de las ideas y buscando tutoriales encontré uno para hacer camisetas de pizarra. Este tutorial lo podréis encontrar en el canal Coser fácil y mas de Menudo Numerito.

Siguiendo los pasos del video podréis conseguir una camiseta pizarra muy bonita y fácil de hacer. No obstante, para mis camisetas hice algunos cambios. Al tratarse de un regalo para peques yo preferí coser los bordes de la tela para pizarra a máquina, asegurándome así de que no se despeguen y que sean resistentes a la lavadora –seguramente en muy poco tiempo tooooda la camiseta terminará llena de mil colores y necesitará de un buen lavado-.

Para empezar compré camisetas de algodón blancas y de color liso. Después busqué la tela para pizarra en internet pero calculando los gastos de envío decidí que sería mejor recojerla en una tienda, en esta ocasión fuí a una tienda de Sabadell donde tienen todo tipo de telas, Cosint Cosint.

Una vez tuve todo el material necesario preparé las formas de tela de pizarra que quería añadir a la camiseta, hice un cuadrado, una redonda y un corazón. Una vez recortados pegué los retales a la camiseta. Para ello utilizé pegamento para ropa, de esta forma me aseguré que al coser los bordes la tela de pizarra no se movería. Por último, necesité la ayuda de mi madre para coser los bordes, y es que por si no os habías dado cuenta, coser no es lo mío y menos a máquina.

La máquina de coser de mi madre es muy moderna. Sorprendentemente, cuenta con diferentes patrones que puedes usar a la hora de coser, lo que nos permitió hacer diferentes formas en las costuras de los bordes. Un detalle que a mi parecer hace que el resultado final sea mucho más bonito. ¡Juzgadlo por vosotros mismos!

 ¿Quieres una camiseta pizarra? La hacemos para ti, haz tu pedido en Amànima.

Muñecas Personalizadas

Llevamos unos meses trabajando en un proyecto nuevo y al fin hoy podemos sacarlo a la luz. Se trata ni más ni menos de nuestra nueva colección de muñecas. Unas muñecas muuuuuy especiales y es que cada una de ellas está hecha con detalles únicos y exclusivos, basándose en la persona a la que van dirigidas, es decir, ¡100%personalizadas!

Desde que aprendimos a hacer crochet, intentamos tener siempre un regalito listo con el que sorprender a nuestras amistades. Un día, mientras buscábamos inspiración en Youtube, encontramos un tutorial de Lanas y Ovillos con el que aprendimos a hacer estas muñecas tan simpáticas. Lo mejor es que una vez hecho el cuerpo de la muñeca podemos añadirle todos los complementos que nos gusten: vestidos intercambiables, alas, pelo largo, pelo corto, coletas… en fin, todo lo que una pueda imaginar. Estas tres muñecas que veis son ejemplos de los diseños que hemos creado para nuestras amigas.

Júlia es peliroja y le encanta el color naranja.

Elisenda es la reina de las mariposas.

Marta está siempre alegre, con su peinado de corte francés.

Fué así pues como surgió la idea de añadir a nuestro catálogo la opción de hacer muñecas personalizadas por encargo. Es decir, nos escrivís detallándonos cómo quereís vuestra muñeca y en una semana la tenemos lista. Se puede escoger el color de pelo, el estilo de peinado, el color del vestido y los complemetos a añadir. Solo teneis que decirnos la muñeca que teneis en mente y nosotras la haremos posible. 

Regalo para el día del padre: ¡Una corbata!

Ayer, día del padre, se nos ocurrió darle las gracias a nuestro papá por ser tan bueno con un pastel sin gluten y sin azúcar (quedó buenísimo), y con una corbata… ¡de ganchillo!

Es una labor muy sencilla de tejer, pues solo hay que seguir las líneas sin estar atenta a los aumentos, aunque reconozco que a veces resulta un poco pesado por su monotonía. Además, seguimos el patrón de Ohvillo pero con modificaciones, ya que usamos un hilo muy fino y si seguíamos al pie de la letra el patrón, la corbata nos quedaba muy estrecha.

Usamos dos ovillos de lana 100% acrílica, porque ya se sabe que las corbatas suelen mancharse de vino y luego hay que lavarlas 😉 Combinamos dos colores perlados, uno gris azulado y otro blanco, y el grosor del hilo era tan fino que tuvimos que tejerlo con un ganchillo del 4 (¡aunque en la etiqueta recomendaban el del 2!). Finalmente modificamos el patrón de Ohvillo de la siguiente manera:

– 11 cadenetas.

– 9 puntos bajos empezando en la tercera cadeneta a la izquierda del ganchillo.

– Girar + 1 cadeneta + 9 puntos bajos empezando en el tercer punto a la izquierda del ganchillo.

– Repetir hasta conseguir los 91 cm de largo.

– 1 cadeneta + 1 aumento en el tercer punto de la izquierda del ganchillo + 7 puntos bajos + 1 aumento (11 puntos en total)

– Girar + 1 cadeneta + 1 aumento en el tercer punto de la izquiera del ganchillo + 9 puntos bajos + 1 aumento (13 puntos en total)

– Girar + 1 cadeneta + 13 puntos bajos empezando en el tercer punto a la izquierda del ganchillo.

– Repetir hasta los 20 cm de largo y tejer dos lineas de color blanco.

– Continuar con el color gris y volver a cambiar al blanco a los 6 cm de largo.

– Repetir dos veces y acabar tejiendo con el color gris hasta conseguir una largada total de la corbata de 132 cm.

Para conseguir un final triangulado, lo que hicimos fue seguir el consejo del patrón de Ohvillo: Coser las puntas de la parte final de la corbata. Al principio intenté darle la forma triangular con unas cuantas disminuciones, pero creemos que el resultado final es mucho mejor si se cosen las puntas.

Tejer con un hilo tan fino no es sencillo y aún menos cuando incluyen cambios de color como el blanco (los puntos son más difíciles de ver en colores claros), pero el resultado no está nada mal y, personalmente, nos gustan los colores claros.

¿Y vosotr@s, también hicisteis algún regalo hecho a mano para el día del padre?

“Blogueras con buen rollo”

La semana pasada fuímos nominadas por Los Detalles de Ángela a los premios “Bloguera con buen rollo”. Fué una gran sorpresa y un honor, sobretodo por el hecho de saber que otro blog nos tiene en mente y nos premia con un reconocimiento como este.

En motivo de este premio se nos han formulado 20 preguntas, de las que hemos escogido 12, ya que muchas de ellas ya estaban respuestas en el post que escribimos para los Liebster Award y no queríamos repetirnos. Espersmos que disfrutéis con nuestras respuestas y que éstas os permitan saber aún más sobre nosotras y sobre Amànima.

  • ¿Por qué decidiste hacerte blogger?

Para conectar con la inmensa red handmade, hacernos un nombre propio e intentar evolucionar haciendo algo que nos gusta.

  • ¿El diseño de tu blog es autodidacta o contratado?

Autodidacta 100%, queremos mejorar muchas cosas pero tiempo al tiempo.

  • ¿Tienes diferentes secciones en tu blog?

Al empezar queríamos separar el Blog en tres secciones (Crochet, Macramé e Ilustraciones). Con el tiempo nos hemos centrado en los hilos y dejado de lado los dibujos.

  • ¿Cada cuánto publicas un post?

Intentamos hacerlo de forma semanal, para no perder el hilo, pero no tenemos ningún día en concreto.

  • ¿En qué redes sociales te podemos encontrar?

Twitter, Facebook, Pinterest, Google+

  • ¿Crees que serías capaz ahora mismo de dar carpetazo a la vida virtual?

A veces lo intentamos, nos gusta desaparecer y olvidarnos de todo… pero en el día a día se hace difícil no caer en el mundo virtual y para nosotras ha resultado ser una gran oportunidad para expandir nuestra imaginación.

  • ¿Qué cosas positivas te han aportado bloguear?

Mejorar la ortografía de Marina y conectar con un mundo más allá del que nos rodea, lleno de trucos y curiosidades.

  • ¿Y negativas?

El pasar demasiado tiempo delante del ordenador en vez de estar tejiendo.

  • ¿Qué es lo primero en que te fijas cuando visitas un nuevo blog?

En el tipo de proyectos que hacen, en si tienen interesantes DIY para hacer y en las historias que hay detrás.

  • ¿Te gusta que los blogs, que visitas a diario desde hace tiempo, se conviertan en negocios?

Me parece algo muy bueno que la gente tome la iniciativa de emprender y si pueden hacerlo con lo que les gusta aún mejor.

  • ¿Te gustaría que tu blog fuese tu forma de ganarte la vida?

Estaría muuuuy bien, aunque nos conformamos con que a la gente le guste lo que hacemos.

  • ¿Te preocupa no tener visitas?

A veces… ¿habrá alguien al otro lado?

Blogs Nominados:

Mara Tricot

Con mi Madrina

– Queca Coqueta

Enemy Dolls

Los Feltis de Ana

Crochet en las nubes

Las alas de campanilla

Pequeña xoaniña

En un tres y no res

Guiños de lana

 Blogs que nos han guiado y servido de ejemplo desde el principio, gracias.

 

Turbante Trenzado

Hará un par de meses me enamoré de un turbante. Primero se lo ví a una chica en el metro, luego lo ví en pinterest y finalmente me decidí a hacerlo. Fuí a la tienda de lanas más cercana, compré 100 gr de lana extra merino color granatoso y me lanzé a la búsqueda de tutoriales por youtube.

La elaboración del turbante parecía sencilla: tres tiras simples que luego se entrelazan entre sí. Decidí utilizar las agujas de punto para practicar un poco, como las que yo tengo son de 4mm compré una lana de 4mm. Mis conocimientos de punto tampoco es que sean muy avanzados, así que me limité a hacer el punto jersey.

Cada tira consta de 8 puntos de ancho y 25 cm de largada. A medida que avanzaba me dí cuenta de que los 8 cm de ancho se quedavan en 4 cm, ya que las tiras se van enrollando y toman una forma casi cilíndrica. Por eso, al final tuve que hacer 4 tiras, en vez de las 3 que tenía planeadas. Además, al entrelazar las tiras para dar el toque trenzado, me dí cuenta de que el diámetro del turbante se reduce, ¡algo que no había previsto!

Si tuviera que volver a empezar, seguramente haría cada tira con 20 puntos de ancho y 30 cm de largada. No se si esto mejorará el resultado final (tendré que probarlo de nuevo). Aún así, no estoy descontenta con mi turbante trenzado. Puede que me quede un poco justo y que no cubra mucho las orejas, pero el color, la textura y la forma me encantan.

¡Al fin tengo un turbante trenzado!